El mito de los deberes

homework

Los deberes son, según la Real Academia Española, los ejercicios que, como complemento de lo aprendido en clase, se encargan, para hacerlos fuera de ella, al alumno de los primeros grados de enseñanza. Demasiado largo. Quizá valdría decir que es un complemento en casa de la actividad escolar. La mayoría de los padres tenemos una actitud ambivalente hacia los deberes. Por un lado pensamos que es bueno que nuestros hijos aprendan a estudiar y a trabajar de forma independiente, que refuercen la voluntad y la disciplina y generen el hábito de estudio, que dediquen tiempo a objetos que no tienen una pantalla, que se preparen para lo que es esa magnífica profesión que es ser estudiante. Por otro lado, vemos con temor una carga que aplasta sus pequeños hombros, que les impide jugar, que les hace acostarse tarde, que les encadena a un ambiente de tristeza como si fuera el banco de un galeote y que salpica a toda la familia que tiene que ponerse a revisar divisiones o a colorear y pegar macarrones para poderle meter en la cama de una vez.

Leer más…

Deberes, ¿rutina necesaria o condena?

Una madre preocupada por la educación, pero también por la felicidad de sus hijos, ha obtenido más de 100.000 apoyos en Change.org a su propuesta de racionalizar los deberes en casa. Del mismo modo, asociaciones de padres y madres de alumnos señalan que, en los últimos años, se ha incrementado el tiempo que los menores han de dedicar en casa a realizar las tareas escolares.

Leer más…